Tener autoestima es desear ser mejor y estar mejor cada día que pasa, aprendiendo y progresando con cada paso que das. Tomarte tu vida como un juego con un entrenamiento y aprendizaje continuo, un juego en el que ganas, pierdes pero siempre aprendes y mejoras. Competir contigo mismo sin angustiarte ni atormentarte, sin esclavizarte al resultado porque el fin no justifica los medios. Vivir con menos obligaciones y más decisiones. Mejorar un poco cada día es...

Nuestro cerebro nunca está inactivo, ni tan solo cuando dormimos. Dormir no es “apagar el cerebro”. Todo lo contrario, dormir es un proceso complejo: Consiste en varias fases diferentes, depende de múltiples sistemas del cerebro, e implica numerosas hormonas y neurotransmisores. Una de las actividades más comunes que desarrolla el cerebro, y una de las más intrigantes, es la generación de los sueños. Seguramente hayamos oído decir que soñamos durante la fase REM, la fase de los movimientos oculares rápidos. Es...

Caer en la locura es uno de nuestros miedos atávicos. “Perder la cabeza”, “perder el control”, desquiciarse” puede ser experimentado como una situación puntual o la antesala de un mal mucho más grave. Hace relativamente poco tiempo la locura era tabú y sinónimo de chiflado, enajenado o trastornado. Era la enfermedad mental algo que les pasaba a otros, lejos de nosotros y de los que se encargaban psiquiátricos y camisas de fuerza. Los locos estaban...

De todas las cosas que hacemos en nuestra vida, dormir debería ser de las más sencillas. Por un lado, parece que basta con echarse y cerrar los ojos. Por otro lado, lo practicamos cada día—o cada noche—de nuestras vidas. Entonces, ¿por qué a algunas personas les cuesta tanto dormir? ¿Por qué el sueño no resulta satisfactorio para mucha gente? La respuesta es que dormir ni es una tarea tan sencilla como pueda parecer, ni la practicamos tan bien como creemos. Lo...

Es una tarea importante el decidir bien, es decir, tomar decisiones que te hagan crecer y vivir mejor, desde una autoestima que se autorefuerza con cada nueva decisión positiva. Decidir bien no es hacer lo que a uno le da la gana en cada momento. Ese niño rebelde e impulsivo que todos llevamos dentro confunde la libertad con el capricho y las ocurrencias. Ese niño desea poder decidirlo todo, cambiar de decisiones como quien cambia...

Laura ya no está tan enamorada de su pareja como al principio, y se pregunta si ese cambio es normal. Carlos cree que el trato que recibe en el trabajo por parte de su superior no es normal. Francisco opina que como su padre fue abogado, y él es abogado, lo normal es que su hijo también quiera ser abogado. María empieza a preocuparse porque sospecha que el rendimiento de su hija en el colegio está por debajo de lo...

Hay momentos de nuestra vida en los que nos sentimos vulnerables, heridos por sucesos negativos que ponen a prueba nuestra capacidad de salir adelante. Nos sentimos vulnerables cuando nuestra intención de controlar lo que nos sucede desaparece peligrosamente y nos asemejamos a barquitos de papel a la deriva dentro de la corriente de la vida y lanzados contra arrecifes que nos lastiman. No somos dioses, somos humanos y las heridas forman parte de la vida....

Con cada pensamiento, con cada idea, damos forma a nuestra experiencia de la realidad. Una parte de esa realidad que creamos son nuestras propias emociones. Al darle un significado a un evento, ya sea pasado, presente o futuro, al valorar un hecho como bueno o como malo, como esperado o inesperado, desencadenamos en nuestro cuerpo un torrente de cambios físicos que sentimos en forma de emociones. Se acelera el pulso, se agita la respiración, se tensan los músculos, sentimos mariposas en...

Decía Victor Hugo que cuanto más pequeño es el corazón, más odio alberga. El odio es la rabia de los débiles, que otorgan importancia reverencial y acobardada al odiado. El odio es un despilfarro, un gasto de tiempo y atención que el odiado no merece y que, al otorgárselo, le regalamos lo mejor de nosotros mismos. No sólo le damos nuestro presente, también le damos nuestro futuro ya que mientras odiemos será él quien nos...

Es muy común creer que las emociones son respuestas a situaciones o eventos que suceden en nuestras vidas. Creemos que las emociones positivas tienen su causa en situaciones o eventos positivos, y que las emociones negativas tienen su causa en situaciones o eventos negativos. Creemos, por ejemplo, que Miguel está feliz porque su pareja le ha preparado una cena sorpresa por su cumpleaños, o creemos que Núria está enojada porque ha perdido un cliente. Una de las lecciones más importantes de la psicología es...