TUS ERRORES

Decía Confucio que el hombre que comete un error y no lo corrige, comete un error más grande. Lo peor por tanto no es cometer un error, sino tratar de justificarlo y camuflarlo en vez de aprovecharlo. Ser obstinado y no aceptar lo que se ha hecho, por orgullo y ego. Creer que uno es omnipotente, infalible, que todo lo hace bien. Y lo que hace mal escapa a su control, es obra de otros o dependiente de causas externas de las que no se hace responsable. Es muy fácil y cómodo pensar que lo que uno hace bien depende de sí mismo y lo que hace mal es culpa de otros.

No todo error debe calificarse como necedad, negligencia o fracaso. Por supuesto que estos errores son errores que restan, que empequeñecen a quien los comete. Son los errores que hay que evitar. Errores por no hacer lo que uno sabe que tiene que hacer. Errores por creerse más listo que los demás y saltarse las normas. Errores por ser orgulloso y confiarse demasiado en las propias fortalezas sin reconocer y mejorar las debilidades propias que todos tenemos. El error bueno es el que actúa como mecanismo de aprendizaje y crecimiento, el que forma parte de un buen plan. De tu buen plan para conseguir un objetivo, mejorar tus relaciones o sentirte mejor contigo mismo. Esos errores son buenos porque forman parte de tu crecimiento.

Hay errores que se cometen por miedo a cometer errores. Son los errores de la indecisión y de la duda. Como por ejemplo, no haber tomado una decisión a tiempo por miedo a equivocarnos. O no expresar una emoción a otra persona por miedo al rechazo. O no dar por terminada una etapa de tu vida por miedo al futuro y a la incertidumbre. Son errores más fáciles de soportar en el presente pero con un alto coste en tu futuro.

Qué hacer cuando has cometido un error. En primer lugar, trátate bien. No te dejes llevar por el miedo o la rabia. Los errores forman parte de la vida. Acepta los errores que has cometido no trates de autojustificarte, excusarte o ponerte a la defensiva. No ataques a quién te hizo ver que te equivocaste. Te está ayudando aunque en ese momento no lo sientas así. No te inhibas por un error, no dejes de hacer lo que tenías pensado hacer. Que el perfeccionismo no te atrape y te paralice porque en el camino del éxito hay errores y aciertos. Aprende de tus errores, comprende qué ha ocurrido y no lo repitas. Mejora. Y sobre todo, confía en ti porque todo esto forma parte de tu camino para seguir creciendo.

Frase: “El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada” · Goethe

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Southpaw. Redención

Billy “El Grande” Hope, campeón del mundo de los pesos semipesados de boxeo lo tiene todo: una impresionante carrera, una hermosa y enamorada esposa Maureen Hope, una hija adorable  y un estilo de vida con todo tipo de lujos.
Pero cuando su mánager y amigo de toda la vida Jordan le abandona, Hope toca fondo y se presenta ante un inusual salvador en un decadente gimnasio local: Tick Willis, un bombero retirado y entrenador de los boxeadores amateur más duros de la ciudad.
Con su futuro dependiendo de la dirección y la tenacidad de Tick, Billy se enfrenta a la batalla más dura de su vida, en la que luchará por su propia redención y por recuperar la confianza de los que ama.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.