VALOR Y AUTOESTIMA

La autoestima es la relación que tú mantienes contigo. Esa relación es buena cuando el amor es el pegamento que une todas las partes que configuran tu realidad: tus pensamientos, tu conducta, tus otras relaciones con las personas, animales o cosas, tu profesión, la gestión de tu dinero, tu tiempo, tu salud o tu imagen física… En definitiva, todo aquello que consideras forma parte de ti y de la vida que vives. En esos momentos te sientes feliz con tu vida y para ti todo tiene un sentido. Sin embargo, cuando tu autoestima es baja, quiere decir que el miedo se ha convertido en el pegamento de alguna, o todas esas áreas de tu existencia. Y entonces notas que nada termina de encajar, te sientes amenazado y sufres.

El amor une y armoniza, consigue que las relaciones fluyan. Gracias al amor aceptas y respetas aunque tu manera de hacer las cosas sea diferente, y confías en las personas, los cambios y el mañana. Por amor cuidas, proteges y mimas todas las partes del puzzle de tu vida, empezando por ti. Además, el amor te anima a ir más allá de tu zona de confort, te da alas para que arriesgues a pesar del miedo y salgas de “lo de siempre, como siempre” que te conduce a “lo que ya sabes como termina y no te gusta”, el amor estimula tu creatividad y te otorga la fuerza necesaria para hacer los cambios que tu corazón y tu cabeza te piden.

Y cuando has descuidado el amor por ti, es el miedo el que extiende sus raíces. El miedo se nutre de tu indecisión, tus dudas y tus bloqueos. El miedo hace que traiciones tus principios, que te distraigas y mires hacia otro lado mientras alimenta tus adicciones, tus resistencias y tu angustia. Por el miedo postergas, te mientes y te resistes a vivir una vida plena. Prefieres escuchar más las demandas de otras personas que tus propios deseos. Y es el miedo el que envenena tu voluntad, ciega tu lógica, mata tus sueños y apaga tu alegría de vivir.

El valor es uno de los recursos del amor. Es el antídoto frente al miedo. El valor te dice “tú puedes”, “eres capaz”, “adelante”. Con el valor recuperas la inocencia para volver a ver los hechos sin engaños, con la mirada limpia. El valor es el puente para reconstruir tu autoestima, la espada con la que cortas la dependencia y las ligaduras que te atan a lo que no deseas y al pasado. El valor es el alimento de la superación y abre la puerta de lo nuevo y el espacio de la esperanza.

El valor lo obtienes del amor hacia ti y por extensión a lo que amas. Pero es importante respetar ese orden. Si empiezas en el orden inverso empezarás siendo un héroe, pero terminarás como un mártir o un monstruo. La regla básica es que para poder amar a los demás antes es necesario que te ames a ti.

Y ahora se trata de mirar al frente, es el momento de levantar la cabeza y comenzar a dar los primeros pasos para volver a estar a tu lado. Ha llegado el tiempo de retomar el camino del amor. Tu autoestima es eso. Recorrer el camino del amor que te conduce a ti. Es el momento del valor, observa como según avanzas, el miedo se desvanece, como te sientes más fuerte, con mayor seguridad e ilusión. Y sobretodo más libre y capaz. El valor da claridad a tus pensamientos y aviva el fuego de tu corazón. Por supuesto habrá personas que no te entiendan, te juzguen, se burlen y te critiquen. Respétalos y sigue tu camino. El valor y el amor son tu mejor guía. Tendrás que abandonar viejos hábitos, relaciones improductivas y agotadas, recuerda que el camino de la autoestima es siempre un camino solitario.

Pero al final tendrás la recompensa de haber vivido tu vida. Porque si no vives tu vida como tu deseas, no será en realidad tu vida.

Adelante… tú puedes!

Frase: “El amor es la fuerza del coraje” · Lao Tse

ESCÚCHALO AQUÍ:


RECOMENDACIÓN:

“Aunque tenga miedo, hágalo igual” · Susan Jeffers

Cuando corremos un riesgo, cuando nos adentramos en territorios poco familiares o nos enfrentamos al mundo de una forma nueva, experimentamos miedo. Y, muy a menudo, ese miedo evita que progresemos en nuestra vida. Para que esto no suceda, lo mejor que podemos hacer es explorar los obstáculos que nos impiden vivir a nuestra manera, evitar elegir el camino más cómodo y aprender a identificar las «excusas» que nos hacen resistirnos a cualquier cambio. Las técnicas explicadas en este libro son auténticas herramientas de fácil aplicación y de gran eficacia.

1 Comentario
  • Avatar
    Anónimo
    Publicado a las 17:20h, 15 abril Responder

    Lindo enseñanza muchas gracias sr Miguel Angel los sigo desde medellin Colombia bendiciones

Deje un comentario