TIEMPO Y AUTOESTIMA

Te dice el maestro Borges que el tiempo es la materia de la que has sido creado. Naciste un día y otro día morirás. Entre ambos días, tu tiempo, el regalo de todos los momentos que vivirás. El tiempo, el recurso que no pueden comprar los más ricos, el premio que no se puede conceder a quienes más se merecieron continuar con vida. El tiempo, el tesoro más preciado y más invisible, aquel que te robarán los ladrones más nocivos y los menos castigados por hacerlo.

A veces no pasa nada, sólo el tiempo. ¡Qué desgracia! Tiempo malgastado, desaprovechado, gota a gota, segundo a segundo, como una tubería rota que pierde agua a borbotones, como una bella canción que suena en un baile desierto, como una manzana caída del árbol y echada a perder. Tiempo perdido por miedo a vivirlo, como si tus posibles errores te arrebatasen algo más preciado que el tiempo ya pasado, irrecuperable. ¿Vale más tu orgullo?, ¿tu remordimiento?, ¿tu culpa?, ¿tu vergüenza?

Tiempo no exprimido para no enfadar a los dioses, que al parecer envidiarían tu felicidad y no permitirían tu racha de buena suerte y bienestar. Dioses locos que supuestamente te castigarían por aprovechar el tiempo que te concedieron. Tiempo malgastado en dejarte secuestrar por emociones negativas, odio, rabia o rencor, en querer castigar, corregir o hacer cambiar a otros. O peor aún, en querer complacerlos, como si su tiempo valiese más que el tuyo.

O el tiempo aprovechado, disfrutado y exprimido. Los segundos que mantuviste aquella mirada, la primera vez que viste al amor de tu vida. Los minutos que disfrutabas escuchando tu canción preferida. Las horas que pasaste leyendo tus libros favoritos. Los días que dedicaste a viajar y conocer nuevas formas de usar el tiempo. Los meses de esfuerzo, disciplina e ilusión que te hicieron aprender nuevas técnicas, capacidades y habilidades. Los años pasado en compañía de las personas que quieres y te quieren, trabajando en lo que te gusta, te hace feliz y te enriquece. El tiempo siempre está disponible para ti, la pregunta es para qué.

FRASE: “Cada día es una pequeña vida” Horacio

ESCÚCHALO AQUÍ:

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.