RELACIONES DE CALIDAD

¿Te beneficias de relaciones de calidad? Ya lo haces si te relacionas con personas excitantes, amables, alegres, positivas, optimistas, genuinas, coherentes, responsables, curiosas, generosas, educadas y que aman la vida, su vida. Vives relaciones de calidad que te permiten ser tú, te ayudan a responsabilizarte de ti y a ser feliz viviendo en tu piel. Tienes relaciones de calidad con personas que quieren lo mejor para ti, pues es el mismo listón que se ponen a sí mismas. Te ofrecen lo bueno de sí mismas porque ellas mismas desean vivir continuamente en el lado bueno de la vida. Es una ley más física que psicológica: te dan lo que son como el manzano regala manzanas. Te ayudan a avanzar desde el refuerzo positivo, no desde el castigo. Son maestros con su ejemplo, no con sus sermones. Aprendes de ellos por contagio, son sanadores emocionales ante traumas, miedos y odios, compasivos con tus errores y a la vez exigentes con tus metas y objetivos.

¿Valoras más en el fondo otro tipo de relaciones antes que las relaciones de calidad? Puede ser que valores más relacionarte con gente “fuerte”, de la que depender emocionalmente o te hagan sentir una cierta seguridad bajo su manto. Personas que se aprovechan de que sigas siendo un niño y no madures para poder manipularte. Puede que prefieras a gente “famosa”, con el escaparate más brillante que el interior, seductora y con una falsa autoestima, más externa que interna. También puedes desear rodearte de relaciones “aduladoras”, que resalten continuamente tu lado bueno, tus aciertos y aquello de lo que sentirte orgulloso. Olvidando que la amistad es un animal de compañía, no de rebaño. Personas que no te ayuden a progresar desde la crítica y la verdad, un séquito más que un grupo de amigos, un admirador más que una pareja, un subordinado más que un colaborador. Puedes buscar relaciones de interés, lo que quieres en cada momento marca la importancia de cada relación. Si quieres diversión, buscas payasos. Si quieres dinero, buscas mecenas. Te interesan más relaciones con personajes que con personas.

¿Qué haces tú para conseguir y mantener relaciones de calidad? Presentas una actitud positiva ante la vida, con optimismo y mentalidad abierta, dejando entrar todo lo bueno que te ofrece el exterior, sin prejuicios ni inseguridades, con confianza emocional básica en las personas. Mejoras día a día tus habilidades sociales, tu educación y tu amabilidad, te responsabilizas de tu belleza interna y externa, no como sobrevaloración o vanidad, sino como reflejo de querer exprimir con autoestima la alegría de vivir. Te muestras sin trampa ni cartón, tal como eres, actúas con coherencia y no manipulas, no seduces, no engañas. Los atajos en las relaciones son pan para hoy y hambre para mañana. Dices la verdad a los demás, aunque a veces no te traiga un beneficio al momento o aunque a veces no sea lo que quieren oír. Eres una persona auténtica. Agradeces a tus relaciones de calidad que estén ahí, se lo reconoces cada vez que puedes, es la manera de regar la relación.

Alguien dijo que la vida consiste en relaciones y lo demás son detalles. Si quieres ser amado, ama. Con agradecimiento, humildad, perdón, confianza y constancia. No hay mayor calidad en el mundo que el amor, lo demás sólo se le acerca.

Frase: “El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse”. Albert Camus

ESCÚCHALO AQUÍ:

No hay comentarios

Deje un comentario