LA DECISIÓN FINAL

La decisión final marca el momento de la verdad.

Antes o después, en algún instante, tendrás que tomar este tipo de decisiones. Con ellas arrancas el comienzo de una nueva etapa de tu vida. Siempre suponen un cambio radical y determinante, sin medias tintas, ni tibiezas. Se trata de elecciones sin términos medios donde lo tomas o lo dejas. Y las consecuencias de estas decisiones tienen un impacto rotundo y contundente en ti y en tu entorno.

El momento de la verdad, puede ser terminar definitivamente con una relación importante, con la que has compartido años. Tal vez con la que has creado una familia. Pero en ese punto vas a tener que escoger entre las otras personas o tú. Tendrás que decidir entre evitar el conflicto, las lágrimas o las culpas y vivir de acuerdo contigo, asumiendo los resultados, las ganancias, los peligros y las pérdidas.

Este tipo de decisiones implican una renuncia y una ganancia. No entienden de matices, al final son blanco o negro. Escoges algo nuevo para terminar con algo viejo. Escoges la libertad para terminar con la dependencia, la aventura para salir de la rutina.

El momento de la verdad es también el momento del valor y confianza, porque la decisión final supone asumir riesgos importantes. A veces está en juego la propia vida o supone un desafío a la justicia. Siempre implica salir de la zona de confort, en algunas ocasiones a empujones y tropezando, otras en forma de un limpio salto al vacío.

La decisión final puede ser decidir no seguir un tratamiento contra en cáncer y respetar el tiempo que te queda de vida sin cirugía, quimio o radiaciones. Con el impacto emocional que conlleva no solo para ti sino para todo tu entorno familiar. También puede ser asumir tus deseos, valores y creencias hasta las ultimas consecuencias, a riesgo de no gustar, de decepcionar o enfadar a personas importantes que quieres. El momento de la verdad significa dejar de esconderte, exponerte y darte permiso para ser tú.

Producen la atracción y la parálisis del vértigo porque son la puerta de entrada a lo desconocido, lo extraño y lo infrecuente. En tu vida ya has tenido momentos en los que te has enfrentado al momento de la verdad. Si has tenido el valor y la coherencia suficientes para dar el paso, habrás dado ese giro fresco y apresurado con el que te has abierto las posibilidades a una nueva vida. Si por el contrario, el temor, la culpa o la opinión de los demás han frenado tu decisión, habrás cogido el camino de lo fácil y sin complicaciones, de lo de siempre, lo conocido y lo seguro para cambiar sin que nada cambie. Pero en tu interior te habrás traicionado, porque habrás abortado una oportunidad de crecimiento y tu autoestima habrá sufrido un duro golpe.

Puedes tenerlo claro. El miedo y la angustia son la señal. Cuando más paralizantes sean, más claro está que esa es tu decisión final. Da el paso y respira, porque la vida real, te espera al otro lado. Adelante

Frase: “Tu vida es el resultado de tus decisiones” · Steven Covey

ESCÚCHALO AQUÍ:


RECOMENDACIÓN:

Sí o no” · Spencer Johnson

En clave de fábula, mediante el ameno relato del viaje de aprendizaje que emprende un joven, en compañía de un destacado hombre de negocios y famoso excursionista, el autor nos enseña a centrarnos en las necesidades reales por encima de los deseos y a reconocer las opciones poco evidentes. Nos muestra también cómo mediante la integridad personal, la intuición y la introspección, podemos elegir la vía de acción más adecuada. Quien desee potenciar las habilidades que le permitirán tomar mejores decisiones le sacará el máximo partido al sistema propuesto en Sí o No.

No hay comentarios

Deje un comentario