GRATITUD Y AUTOESTIMA

¿Te consideras una persona agradecida? ¿Sabes que es ser agradecido? ¿Se trata de dar las gracias como nos enseñan de niños? Entre otras cosas.

Profundizando en el agradecimiento como emoción, es una de las más potentes de cara al bienestar, a la felicidad y que más aportan a nuestra autoestima y a nuestra salud.

Lo bueno es que, si no lo eres, se puede entrenar, y si lo eres, puedes serlo aún más.

En nuestras relaciones personales más íntimas, por ejemplo, con nuestras parejas, hijos o incluso empleados, … existe la tendencia a pedir, a exigir, a esperar de ellos, a dar por hecho, a mandar, a reclamar, … y en todas las áreas, además. Por ejemplo, queremos parejas perfectas que sean excelentes amantes, buenos cocineros, ordenados y limpios, deben ser buenos padres, atentos, cariñosos, trabajadores, etc.

¿Dónde estamos poniendo la atención?

La tendencia es ponerla en la falta, en lo que podría o debería haber, en vez de en lo que hay.

Agradecer implica valorar positivamente lo que tienes, apreciarlo y seguramente, cuando se trata de hacia otros, hacerlo saber o manifestar agradecimiento.

Solemos valorar las cosas cuando las perdemos, o quejarnos de la carencia, pero no les damos el valor que tienen cuando están cada día presentes. Sea un coche que funciona, agua caliente instantánea, el ascensor, comida en buen estado, una manta limpia y seca, …

¿Qué 3 cosas quieres apreciar hoy?

¡Ánimo! Verás que efecto tiene en tu autoestima.

Si cada día hacemos esta tarea, nos daremos cuenta de cuánta abundancia hay en nuestra vida, en nuestra relación, etc. que nos está pasando desapercibida y sentirás el bienestar que produce resaltarla, pensar en ella y sentirte afortunado y agradecido por ello.

Frase: “Si cambias tus expectativas por agradecimiento, el mundo cambiará al instante” · Tony Robbins

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“El diario de la gratitud” · Janice Kaplan

En este inspirador libro autobiográfico, Janice Kaplan, escritora, productora de televisión y periodista, nos cuenta cómo la experiencia de vivir un año en gratitud transformó su matrimonio, su trabajo, su relación con el dinero, su salud y forma física y su experiencia vital en general.
Todo comenzó una Nochevieja, cuando Kaplan decidió que quería cambiar su actitud vital a través de la gratitud, y lo consiguió. Ese nuevo año se propuso dos objetivos: escribir un diario dando las gracias al menos por una cosa al día, y hacer una extensa investigación sobre los efectos de la gratitud en su vida y en la de los demás.

1 Comentario
  • Avatar
    Anónimo
    Publicado a las 01:32h, 19 febrero Responder

    Muchisimas gracias exelente audio para mi tiene muchos valore

Deje un comentario