COMBATE LA PROCRASTINACIÓN CON EL MÉTODO KAIZÉN

Desde la Piscología entendemos la procrastinación como un sentimiento de ansiedad generado ante la presión inconsciente que sentimos antes de empezar o concluir una tarea. Adquirir el mal hábito de postergar, nos lleva a sustituir quehaceres más significativos por otros irrelevantes; y nos excusamos con argumentos del tipo: “Empezaré luego” , “Mañana es mejor momento”, “Ahora no me va bien”, “Justamente me hace falta esto para poder empezar”. Todo esto nos aleja de poder ir cerrando las tareas importantes.

Para poder trabajar la procrastinación primero debemos ser capaces de entender que detrás de esta conducta nos encontramos con el miedo. Miedo al fracaso, a equivocarnos, a la responsabilidad, a la frustración, al miedo de uno mismo, a la propia valía y a la propia incapacidad de poder desarrollar correctamente una tarea. El miedo, junto al hábito de procrastinar, nos induce a multitud de consecuencias que se tejen sutilmente a nivel psicológico y fisiológico: baja autoestima, inseguridad crónica, sentimientos de incapacidad, alta frustración, trastornos del sueño, somatizaciones cutáneas, problemas gástricos o el posible desarrollo de un trastorno conductual.

¿Cómo podemos combatir este hábito?.

Existe un método, el Método Kaizen, basado en una de las más antiguas ramas de la filosofía japonesa y la tendencia racional occidental. El Kaizen – pequeños pasos para la mejora continua – es una metodología testada a nivel organizacional y personal, mediante la cual nos enfrentamos de manera paulatina al miedo, para evitar que interfiera en nuestra respuesta creativa ante la adversidad, dificultad o cambio.

Todos, en algún momento, hemos experimentado esta sensación de ansiedad, bloqueo o necesidad de abandono a la hora de emprender una acción.

El Kaizen nos insta a aceptar con gratitud y respeto los cambios que devienen en nuestra vida, ya sean grandes o pequeños, positivos o negativos y hacernos conscientes de que estos cambios suscitarán irremediablemente respuestas a nivel fisiológico y que dependiendo de la interpretación que hagamos sobre ellos pondremos en marcha respuestas de bloqueo, huida o acción.

Estos son los 5 pasos fundamentales para poder emprender cualquier proyecto, reto o cambio a través del Kaizen:

  1. Apostar por soluciones prudentes, pequeñitas y creer en el enfoque amable de la continuidad y gradualidad. Un ejemplo de estas acciones prudentes sería el caso de querer adelgazar. Aquí lo que recomendaría el Kaizen sería por ejemplo empezar a comprar un producto saludable cada vez que
    realizáramos la compra e ir aumentando estos productos en nuestro carrito de la compra.
  2. Ser conscientes de que la inmediatez, la innovación, el cambio drástico y rápido nos hace obtener resultados inmediatos pero no perdurables en el tiempo. Siguiendo con el ejemplo del propósito de adelgazamiento, podríamos en este caso, dejar de elegir dietas drásticas y comenzar mediante la
    metodología Kaizen a comer un bocado menos de todos las comidas que realicemos al día.
  3. Poner en práctica cambios tan pequeños que resulte imposible fallar o procrastinar. Un ejemplo de este tercer paso podría ser el empezar a comer en platos más pequeños.
  4. Generar pensamientos y preguntas pequeñas que nos acerquen al objetivo más que alejarnos de él. Un ejemplo de estas pequeñas preguntas relacionadas con el adelgazamiento sería: ¿ De qué me resultaría más fácil prescindir en mi dieta, para poder empezar a adelgazar?
  5. Concedernos pequeños permisos y disfrutar del proceso a nuestro propio ritmo, esforzándonos cada día un poco más y llegar cada día un poco más lejos. Un ejemplo de permiso podría ser el tomar conciencia y aceptación de que todas las personas tenemos procesos digestivos diferentes y quemamos
    grasas según nuestra predisposicion bio-psico-social, por lo tanto nuestro proceso de adelgazamiento será muy diferente al de otras personas y debemos aceptarlo siendo compasivos con nosotros mismos.

Así podremos pasar de puntillas por encima del miedo y saltar directamente a la sensación de satisfacción por haber albergado pequeños cambios que nos acercan correctamente hacia nuestro objetivo.

Frase: “Un viaje de mil millas comienza con un primer paso” · Lao Tzu

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Un pequeño paso puede cambiar tu vida” · Robert Maurer

El kaizén es una filosofía de origen japonés y basada en la mejora continua que se aplica desde hace años a la calidad de la industria. • Obra positiva, útil y original que ofrece un enfoque novedoso para cambiar determinadas conductas, hábitos y situaciones. • El libro está repleto de sugerencias motivadoras para trabajar las situaciones de cambio. La guía definitiva sobre kaizen: el arte japonés alcanzar grandes objetivos a través de pequeños pasos. Perder peso, hacer ejercicio, gastar menos, vencer la timidez, escribir un libro… Cualquier meta, por difícil que parezca, está al alcance de un pequeño paso. La experiencia nos dice que los cambios son complicados, porque requieren buenas dosis de fuerza de voluntad, tiempo y energía mental. El método kaizen, en cambio, nos brinda un modo de enfocar los cambios mucho más sencillo y amable: introduciendo pequeños gestos en nuestras rutinas que, a la larga, supondrán una enorme diferencia.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.