AUTOESTIMA EN LA VEJEZ

Con los años la percepción de la realidad se va modificando, el paso del tiempo hace que nos fijemos en cosas distintas a la juventud, que las valoremos de otra forma y lo que el la infancia parecía, divertido, en la juventud insoportable y en la madurez habíamos olvidado, en la vejez puede volver a llamar nuestra atención. Tal vez esa sea una de las claves del buen entendimiento entre abuelos y nietos. También cambian nuestros estados emocionales, con los años hemos aprendido a templan las emociones, cabe esperar que los impulsos se hayan moderado y que toda esa chispa y bravío de los años pasados se haya ido transformando en una mayor paciencia y en un emociones más estables. Los hábitos de conducta, se van haciendo cada vez más rutinarios, es como si hubieran cristalizado y cada día tiende a ser una repetición del anterior, la repetición produce placer y seguridad por eso salir de esas rutinas inquieta al anciano. Las metas son otras, más sencillas, menos ambiciosas, más a corto plazo, las prioridades y la escala de valores también se modifican, la salud se vuelve prioritaria, así como la compañía de las personas próximas.

Pero todo eso puede estar muy polarizado entre el sufrimiento o la felicidad, la depresión y la serenidad, dependiendo de la autoestima de la persona. Por supuesto que se puede ser feliz en la vejez. La felicidad no es un patrimonio de la infancia y mucho menos de la juventud. Muchos son los que recuerdan con nostalgia los años pasados, a veces por perdidos. Y todos estarían dispuestos a volver a esa edad con el conocimiento y la experiencia adquirida con lo vivido. Pero muy pocos desearían repetir esa etapa de su vida simplemente por repetirla y sin contar con el conocimiento que da la experiencia de lo vivido.

Durante la vejez se recogen los frutos de lo vivido y trabajado en las etapas anteriores. No conozco a nadie que tuviera una juventud y madurez con un autoestima sana que viva una vejez de amargura.

Cuando se llega a la vejez con una buena autoestima la salud suele ser mejor, hay estudios que relacionan la salud y la vitalidad con el optimismo y la actitud positiva ante la vida. Se disfruta más de los pequeños placeres cotidianos: la comida sencilla, disfrutar la compañía de la familia u otras personas, pequeños detalles como la luz del sol a través de la ventana, el sonido de la lluvia dentro de casa, los paseos por la naturaleza o los mimos de la mascota. Una vejez con una autoestima alta es una garantía de blindaje frente a la depresión, el victimismo y el sufrimiento inútil, es también una garantía de autoprotección, confianza, aceptación, cariño y buen humor. Las personas mayores positivas ríen más y se sienten mejor con ellos mismos, los otros y la vida en general.

A veces uno llega al descubrimiento de la autoestima a una edad avanzada, tal vez después de una crisis de salud, profesional o familiar. A veces la persona se plantea que tiene que ser posible vivir de otra manera, relacionarse de otra forma y ver la realidad con otros ojos. Entonces algunos empiezan el cambio. Lo hacen ya a una edad avanzada y con una mochila pesada cargada de las experiencias negativas del pasado. Pero el cambio siempre es posible, el ser humano es un organismo enormemente adaptativo y cambiante, se puede empezar a vivir de otra forma a cualquier edad, solo hace falta una actitud abierta, atreverse a probar otras formas de pensar, otras maneras de comportarse, y entonces lo sentimientos cambian. Y cuando los sentimientos cambian la realidad empieza a transformarse, porque lo que llamamos vivir no es lo que nos pasa, es lo que pensamos sobre lo que nos pasa y como nos sentimos con esa experiencia.

Por supuesto que es posible beneficiarse de una experiencia más rica y más positiva a cualquier edad. Merece la pena reconstruir la autoestima, da igual en que estado se encuentre, siempre es posible mejorarla y recuperarla. Las ganancias son muchas.

Frase: “Una bella ancianidad, es el resultado de una vida bella”. Pitágoras

ESCÚCHALO AQUÍ:

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.