ACEPTAR EL MIEDO

Tenemos 5 emociones básicas, emociones naturales, francas y puras. Emociones básicas que son compañeras desde tiempos inmemoriales y aliadas en nuestra aventura de vivir. La alegría, el asco, la tristeza, el miedo y el enfado no son buenas ni malas, catalogarlas así es reducirlas y subestimarlas. Son parte sustancial de quiénes somos como especie, de nuestras decisiones y del valor que damos a nuestras vidas.

El miedo quizás sea la emoción básica más presente en este momento de nuestras vidas y más aborrecida en cuanto que nos genera tensión, ansiedad, angustia e incertidumbre. El miedo es la señal biológica que nos damos a nosotros mismos para avisarnos de que estamos corriendo un riesgo. Es un piloto que se enciende para indicarnos que lo que va a ocurrir entraña una posibilidad de estar en peligro. La valoración de dicho riesgo o peligro, así como de la oportunidad que emana de dicho riesgo, ya no es tanto responsabilidad del miedo como de nuestra parte analítica que ha de evaluar si ese miedo es correcto, exagerado o subestimado.

Cuando el análisis de nuestro miedo es exagerado, caemos en el alarmismo y en el catastrofismo. Magnificamos el riesgo que corremos y sus consecuencias en nuestro futuro. El miedo nos secuestra y nos paraliza porque la señal de peligro es atronadora. Hemos de evaluar si dicha señal no está distorsionada por una educación sobreprotectora o por una ausencia de vivencias valientes que nos reforzaran.

Cuando minimizamos el riesgo, el miedo no aceptado nos convierte en temerarios e impulsivos. Huimos del miedo queriendo correr más que él, nuestro ego teme mostrar miedo ante los demás y lo esconde en forma de rigidez, prisas e individualismo. Tener miedo es normal, es sano y es constructivo. Aceptar nuestros miedos es el primer paso necesario para ser valientes. Sólo los cobardes y los temerarios rechazan el miedo. Los valientes lo aceptan y lo convierten en su aliado para crecer y triunfar.

Frase: “El miedo es más injusto que la ira” · Amado Nervo

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Batman Begins

Bruce Wayne vive obsesionado con el recuerdo de sus padres, muertos a tiros en su presencia. Atormentado por el dolor, se va de Gotham y recorre el mundo hasta que encuentra a un extraño personaje que lo adiestra en todas las disciplinas físicas y mentales que le servirán para combatir el Mal. Por esta razón, la Liga de las Sombras, una poderosa y subversiva sociedad secreta, dirigida por el enigmático Ra’s Al Ghul, intenta reclutarlo. Cuando Bruce vuelve a Gotham, la ciudad está dominada por el crimen y la corrupción.

 

No hay comentarios

Deje un comentario