TODOS GANAN

Desde el análisis transaccional, modelo que nos ayuda a entender la formación de nuestra autoestima, se habla de que existen 4 posiciones básicas con las que podemos afrontar las relaciones con los otros.

La primera posición se denomina todos ganan o posición de cooperación. Se trata de la única forma de relación sana y constructiva. Se basa en una comunicación asertiva y amorosa, entendida desde la igualdad, en la que el beneficio de ambas partes es el objetivo prioritario de la interacción y en la que se negocia para alcanzar el bienestar de todas las partes implicadas. Da igual si se trata de tu empleado, tu hijo, tu inquilino, … esta posición siempre es posible. Un ejemplo de esta relación sería un matrimonio con hijos que decide romper como pareja pero trabaja para mantener una buena relación y siguen considerándose una familia por el bien de todos sus miembros.

Relacionarte desde la competitividad conlleva una postura definida como yo bien, tu mal, en la que crees necesario para alcanzar el éxito, el bienestar, el reconocimiento, … dejar a la otra persona por debajo de ti, herida, desatendida, débil, humillada, desmerecida, etc. Pensando que, o ganas tú o lo hace él. El mal lo puedes hacer de una manera más activa o más pasiva. Aquellas personas que necesitan por tendencia sentirse victoriosos en una conversación y tener siempre la razón.

Luego, hay quién trata de no tener éxito, de estar mal, de no crecer, … de mantenerse, a fin de poder relacionarse con otra persona que no soportaría su bienestar o su éxito. Son las relaciones que se afrontan desde una dinámica yo mal, tu bien. Se da en sujetos con alta dependencia, complacientes, sumisos y con baja autoestima. En la anterior posición, yo bien, tu mal, se da una agresividad hacia la persona que tienes enfrente mientras que, en esta posición, la agresividad la diriges hacia ti mismo. Aguantar las comidas familiares cada domingo para evitar tener un conflicto con ellos a pesar de acabar, un fin de semana tras otro, con la sensación de haberlo perdido.

Por último, la actitud vital activamente más destructiva es la de “morir matando”, en la que todos pierden, dando igual lo que me suponga personalmente si soy capaz de lograr que el otro pierda. Se trata de un juego de destrucción. Parejas tóxicas que ves sufrir, luchar con odio, dañarse profundamente, entrar en guerra continuamente siendo el objetivo el propio proceso bélico, sería un ejemplo de este tipo de relación.

¿En qué posición te mueves en tus relaciones? Adelante, elige relacionarte desde TODOS GANAN.

Frase: “Cuando las arañas se unen pueden atar a un león” · Proverbio

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“La caja

Norma Lewis (Cameron Diaz), profesora de un colegio privado, está casada con Arthur (James Marsden), un ingeniero de la NASA, y tiene un hijo de nueve años. Un día, se presenta en su casa un hombre misterioso, con el rostro horriblemente desfigurado, que le propone a Norma una vida alternativa: la caja. La pareja, que sólo dispone de 24 horas para decidirse, se enfrenta a un espinoso dilema moral. La cuestión es que decidan lo que decidan, ya se han desencadenado terribles hechos que están completamente fuera de su control.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.