MIEDO, SEGURIDAD Y CONFIANZA

El miedo es la emoción señalizadora de un peligro, el marcador interno que te mantiene alerta ante lo que estás viviendo. Pasar miedo es una sensación displacentera en general y el primer impuso es eliminar dicha sensación y recuperar la seguridad perdida. El miedo a vivir es el temor a los problemas, a los conflictos, al rechazo y al fracaso, ingredientes todos ellos de la vida real. El miedo a vivir es el miedo a dañar y a que te dañen, y en el fondo es el miedo a la muerte como telón innegociable e ineludible de la propia vida.

Contra la emoción de miedo la sensación de seguridad es un éxito, es el resultado de tu inteligencia al servicio de tu protección y tu comodidad. La búsqueda de tu seguridad es también la responsabilidad para con la propia salud y bienestar. Pero demasiada seguridad es estancamiento, aburrimiento y hartazgo. El exceso de seguridad, la búsqueda de la inmunidad, es la negación de que vivir es ser vulnerable, estar expuesto a elementos fuera de tu control. Aferrarse a la fantasía de inmunidad ha sido desde siempre un deseo del hombre, una fantasía que alimentaba con éxito profesional, con riquezas o con promesas de una vida después de la muerte.

La confianza es el afrontamiento del riesgo bajo la esperanza de que algo bueno vendrá después. El riesgo es una parte importante de tu vida, tan malo es engancharte a él y buscarlo de forma adictiva como negarlo e intentar conquistar una seguridad absoluta que no existe. La confianza es el ingrediente esencial del coraje, de tu energía interior para enfrentarte a tus miedos. La confianza es el reenganche a tu vida cuando tienes miedo. La confianza es la apuesta que haces por tu vida, ante el riesgo de perder o ganar.

Frase: “El miedo no es más que un deseo al revés” · Amado Nervo

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Batman begins”

Bruce Wayne vive obsesionado con el recuerdo de sus padres, muertos a tiros en su presencia. Atormentado por el dolor, se va de Gotham y recorre el mundo hasta que encuentra a un extraño personaje que lo adiestra en todas las disciplinas físicas y mentales que le servirán para combatir el Mal. Por esta razón, la Liga de las Sombras, una poderosa y subversiva sociedad secreta, dirigida por el enigmático Ra’s Al Ghul, intenta reclutarlo. Cuando Bruce vuelve a Gotham, la ciudad está dominada por el crimen y la corrupción.

No hay comentarios

Deje un comentario