LOS PILARES DE LA AUTOESTIMA

Los pilares de la autoestima son cuatro. Una buena autoestima se apoya en cuatro soportes. Todos son importantes, todos cumplen un cometido y lo estable y sólida que sea tu autoestima está en relación con esos pilares.

1. Aceptación: La aceptación es el primer pilar en el que apoya la autoestima. Aceptar significa dejar de hacerte daño con lo que no te gusta de ti o de tu vida. Branden define la aceptación como “para la guerra contigo”. Siempre habrá cosas que te gustaría que fueran de otra manera, malas noticias o experiencias dolorosas, aceptarlas es no utilizarlas para torturarte. Puede que tu relación de pareja haya fracasado o que no te guste tu forma de actuar en determinados asuntos, aceptar significa que no te engañas pero buscas soluciones, que tratas de hacer cambios y mejoras, que valoras la realidad de forma objetiva y que no te machacas con lo sucedido. La aceptación te coloca en el momento presente, te hace consciente de tu realidad actual y es el punto de partida para ser el dueño de tus emociones. Con la aceptación empiezas de dejar de sentirte mal.

2. Confianza: El segundo soporte de la autoestima es la confianza. La confianza es una expectativa positiva de éxito. Cuando confiamos en alguien, creemos en esa persona, nos sentimos seguros con ella, sentimos que no nos va a fallar y que nos apoya. Cuando confiamos en algo, creemos que lograrlo es posible y que es bueno para nosotros. Confiar en nosotros es confiar en nuestras posibilidades, es creer en nuestro potencial como personas, es generar una expectativa de éxito. Con la confianza empezamos a sentirnos bien.

3. Amor: El amor es el tercer componente. El amor es la fuerza psicológica que nos hace capaces de todo. Nos llena de energía, de ilusión, de comprensión, de tolerancia. El amor une, saca lo mejor que llevamos dentro, nos hace sentir bien, nos produce alegría, nos devuelve la paz. Por amor somos capaces de hacer lo imposible, lo mejor que podemos hacer por otra persona es amarla y cuando amamos los conflictos desaparecen. Cuando nos amamos a nosotros recuperamos el sentido de nuestra existencia y sentimos que vivir vale la pena.

4. Resistencias: Las resistencias no son propiamente un pilar de la autoestima. Son en realidad la parte negativa de la fórmula. Las resistencias son precisamente todo aquello que nos impide ser felices. Son resistencias todos los miedos, las dudas, las culpas, las obsesiones, la inseguridad, el descontrol, la ansiedad… Pero es necesario tenerlas presentes, ser consciente de su existencia y mantenerlas a raya.

La autoestima tiene una fórmula en la que están presentes estos cuatro pilares:

Autoestima = [(aceptación +confianza) x amor] – resistencias

«Cuanto más feliz eres, menos necesitas demostralo”

Robert Hand

Sin comentarios

Envía un comentario