LA INSATISFACCIÓN COMO SEÑAL DE CAMBIO

Tu insatisfacción es un síntoma de que algo va mal, es una señal de que estás insistiendo en algo que no funciona, de que te estás erosionando persiguiendo o manteniendo algo que en realidad no deseas. Tu ego no acepta que te equivocaste tomando una decisión y la mantienes con tozudez y soberbia. Tu miedo prefiere lo malo conocido que lo bueno por conocer, porque le aterra afrontar las decisiones que mejorarían su vida. Tu ira culpa a otros de tu insatisfacción y se declara víctima de una situación injusta que otros han de resolver. Tu tristeza no acepta un final, no quiere separarse de aquello que ya no está bien, pero que lo ha estado antes y siente nostalgia de aquellos tiempos.

No hay nada gratis y vivir en la insatisfacción es muy caro. Sobre todo pierdes tiempo, el recurso más valioso que posees. Vivir en la insatisfacción es sobrevivir, ir pasando los días sin que pase nada especialmente malo pero sin que pase nada bueno. El insatisfecho piensa a menudo que él no está tan mal, porque esquiva la pregunta de si realmente está bien. ¿Quién eres? ¿Qué quieres? Son las dos preguntas básicas para no traicionarte a ti mismo. Porque la insatisfacción es un indicio de que no eres leal contigo mismo, con quien realmente eres. Como dice Raimon Samsó, acepta la insatisfacción como una signo de renovación necesario y no como un fastidio. Utiliza tu insatisfacción como energía para mejorar tu vida, como un impulso creador.

El cambio provocado por la insatisfacción comienza aceptando un final, soltando algo o a alguien que no dejas ir, para hacer espacio a lo nuevo. Te cuesta soltar porque te empeñas en querer algo que en realidad no necesitas. Tras esa aceptación hay un periodo de transición, una época que muchas veces se vive como un vacío y una frustración, donde aparece la incertidumbre y las dudas, el miedo a haberte equivocado. En realidad es un tiempo necesario para fortalecerte interiormente, para cimentar tu cambio de mentalidad y decirle al mundo que vas en serio con tu cambio. Por último, empiezan a materializarse los cambios y van apareciendo nuevas realidades que antes te parecían imposibles. Porque tu vida mejora cuando tú mejoras, no antes.

Frase: “La agonía del alma insatisfecha dura toda la vida” · Federico García Lorca

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Cita en la cima” · Raimon Samso

No hay nada que no puedas ser, hacer o tener. ¿Quieres comprobarlo?
¿Quieres disponer de más tiempo para ti?, ¿alcanzar la independencia financiera?, ¿hacer que todo sea más sencillo?, ¿conseguir un estado de paz interior?, ¿crear tu propio proyecto profesional?, ¿incrementar tus ingresos?, ¿atraer una relación de pareja satisfactoria?, ¿o tal vez desearías un estilo de vida tal como siempre soñaste?
Si respondiste afirmativamente a alguna de estas preguntas, este libro te será de gran utilidad. Y si, además, pudiste visualizarlo y soñarlo, sin duda podrás alcanzarlo con el método de los deseos cumplidos.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.