HABLAR O HACER

Hechos frente a palabras, actos frente a discursos, resultados frente a promesas, acciones frente a críticas. Hablar o hacer, porque del dicho al hecho hay un gran trecho. El lenguaje es una herramienta para la vida, pero no la sustituye. Vivir es hacer. Las palabras preceden a la acción en forma de pensamiento y la siguen en forma de explicaciones, pero no la suplantan. Las palabras se refieren al pasado, al futuro, a lo que pasó, a lo que pasará, a lo que pudo haber sido, a lo que podrá ser. La acción es ahora.

Buenas intenciones, buenas palabras, pero no olvides que somos tan buenos como las cosas buenas que hacemos en nuestras vidas. Obras son amores y no buenas razones. Toda fórmula del éxito contiene como elemento principal la acción. Las palabras vacías manipulan, seducen, complacen, camelan e hipnotizan. Los actos convencen porque crean, construyen, inventan y producen. Las palabras a veces obsesionan, preocupan, inquietan y distraen. Los actos se ocupan, solucionan, focalizan y serenan.

Las palabras moldean la acción a través de nuestros pensamientos. Suena diferente “hago lo que puedo” que “hago lo que tengo que hacer”. La inclinación a la acción es una de las características de la personalidad eficiente, es una actitud potente ante la vida. Para encontrar petróleo hay que cavar pozos. Un empresario de éxito dijo una vez: “tenemos un plan estratégico, lo llamamos hacer cosas”.

Hablar y hablarnos para excusarnos, para justificarnos y para autocomplacernos. Hablar para criticar, para culpabilizar a otros, para esperar y pedir. Las palabras como resistencia a la acción, como fracaso adelantado porque se falla el 100% de las cosas que no se hacen. Te propongo unos pasos para empezar a hacer, ya. Busca una causa, un objetivo que merezca tu compromiso. Un plan sencillo por su claridad. Genera un espacio para poder actuar. Date tiempo, recursos y energía. Empieza a hacer y mejora cada acción paso a paso. Termina la acción y vuelve a buscar otra causa. Que tus actos hablen por ti.

 

Frase: “Las cosas no se dicen, se hacen, porque la hacerlas se dicen solas” · Woody Allen

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Erin Brockovich

Erin Brockovich es una madre soltera que consigue un puesto de trabajo en un pequeño despacho de abogados. Su personalidad poco convencional hará que sus comienzos no sean demasiado alentadores, pero todo cambiará cuando decida investigar el extraño caso de unos clientes que padecen una sospechosa enfermedad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.