BALANCE Y GRATITUD

Este es el último blog de este año y también es el último que sacamos con frecuencia semanal. Continuaremos compartiendo nuestro conocimiento y contenido, pero a partir de enero del 2020 lo haremos con frecuencia mensual.

Tengo la costumbre de hacer balances y evaluaciones continuas, para mí son una forma de ser consciente y darme cuenta de mi día a día, de la evolución de los acontecimientos y de mi propia evolución. También escribo un diario desde hace años y cuando lo hago me resulta inevitable valorar aquello sobre lo que escribo, es decir mi propia vida. Al final del día procuro valorar lo mejor del día, lo aprendido, lo que ha valido la pena.

También tengo la costumbre de dar las gracias por casi todo. Sé que todo forma parte de un mismo proceso, y qué lo que vivo hoy, es solo el resultado de la suma de todas y cada una de las experiencias vividas hasta este momento. Cuando miro las cosas con perspectiva soy consciente de que todas fueron necesarias, aunque me dolieran, sufriera con ellas y no me gustaran. Todas forman parte del camino y en algunos momentos tropecé e incluso me caí. Es fácil, una vez que todo a pasado valorar la experiencia y decir, “eso lo tendría que haber hecho de otra forma”, “ahí me equivoqué” o “hoy habría tomado otra decisión”. Eso es precisamente el principio del aprendizaje. Es así como maduramos y crecemos. Sin esa valoración y esa conciencia tendemos a repetir como muñecos de cuerda los mismos movimientos, las mismas relaciones o los mismos errores una y otra vez. Por eso agradezco.

La gratitud es una emoción elevada. No todo el mundo es capaz de agradecer. Ningún bebe llega al mundo agradeciendo y se necesitan años de infancia para aprender a hacerlo. Incluso hay muchos adultos que les cuesta, no saben hacerlo o lo hacen de forma superficial o forzada. Hay que ser suficientemente maduro para agradecer desde el corazón con sinceridad.

La gratitud nos devuelve la paz. Nos hace humildes. Y lo más importante es que tiene un efecto multiplicador sobre aquello que agradecemos. Yo suelo empezar el día agradeciendo el sueño reparador que he tenido, aunque haya sido poco, mucho mejor es algo que nada. Agradezco el saludo de mi perro cuando me da los buenos días cada mañana. Agradezco el colchón, el edredón, la habitación, la casa en la que vivo, la ciudad en la que estoy y la salud y energía con la que me despierto. Todo esto antes de abrir los ojos.

El día empieza de una manera muy diferente si comienzo agradeciendo que si arranco con quejas y críticas. Las dos posibilidades válidas, se trata únicamente de una elección. Puedo quejarme por tener que salir de la cama ahora que estaba profundamente dormido y quejarme del ruido molesto e insistente del despertador o de lo frio que está el suelo. Y seguramente tenga razón, pero el comienzo del día va a ser muy distinto, si lo empiezo con quejas o con gratitud.

Antes de salir de la cama agradezco incluso el día que voy a tener aunque solo acabe de empezarlo. Sé que, de una manera u otra, será un buen día, que estaré atento para aprender lo que sea necesario. Agradezco de antemano los gestos amables que tendré y tendrán otras personas conmigo, la energía y salud con la que contaré para ser consciente y disfrutar del día.

Y ese proceso de conciencia y gratitud trato de mantenerlo a lo largo del día. Y al final del día valoro las mejores experiencias que recuerdo y las agradezco. Es una actividad sencilla pero potente. No es una idea original mía, muchos autores trabajan con la gratitud, yo lo aprendí con L. Hay, pero también hay otros que hablan del poder del agradecimiento. Cuando agradeces cada día, cada semana, cada mes, con constancia, al final del año vas a ser consciente de lo afortunado de has sido.

“El agradecimiento trae ventura”

I Ching

ESCÚCHALO AQUÍ:

3 Comments
  • Anónimo
    Posted at 11:20h, 10 enero

    Buenos dias!!!
    Gracias por estar aquí!. Agradezco profundamente todas las frases y propuestas que semana tras semana nos habeis hecho llegar. Aunque haya estado silenciosa, siempre las he agradecido, porque siempre me han dirigido a mi interior. Soy parca y poco hábil con las palabras para que describan toda la ayuda y punto de apoyo de vuestros emails semanales.
    Muchas gracias, Miguel Angel y equipo!
    PD Seguire vuestros posts mensuales!
    Un gran abrazo!
    Maria Antònia Fiol

  • Salvador Segui
    Posted at 15:22h, 30 diciembre

    Miguel Ángel, muchas gracias por tus maravillosos blogs y también muchas gracias por este 2019 que ya acaba así como mis mejores deseos de salud y felicidad para este nuevo 2020,
    Salva,

  • Anónimo
    Posted at 13:48h, 30 diciembre

    ¡¡Gracias Miguel Angel!!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?