AFIRMACIÓN

Me siento orgullosa de mí misma. Soy una persona especial y maravillosa. Aporto a quienes me rodean mi forma única de ver el mundo, mi sentido del humor peculiar, y mi manera personal de querer y amar. Disfruto de vivir mi vida, desde los pequeños detalles, como el café de la mañana, hasta los grandes proyectos y responsabilidades, como el trabajo o el educar a mis hijos. Enfrento los retos que me plantea la vida con ilusión y optimismo, centrándome en disfrutar del proceso, del trayecto.

Doy gracias por todas las cosas maravillosas que forman parte de mi vida. Me alegro de haber vivido todas mis experiencias pasadas, porque constituyen el camino que me ha llevado a crecer y convertirme en la fabulosa persona que soy hoy. Doy la bienvenida a las experiencias futuras que me quedan por vivir, porque son el camino que tengo por delante. Me ilusiona pensar en las nuevas vivencias sorprendentes e inesperadas que me depara el futuro, y que aprovecharé para aprender de mí, para transformarme, para crecer, para madurar emocionalmente, y para ser más auténticamente yo misma.

Siempre aprendo algo de las personas que me rodean. Me intereso por lo que dicen y hacen, porque conocer a otras personas me enriquece. Lo que veo en los demás es, en parte, reflejo de mí misma. Y, por lo tanto, conocer a otras personas es conocerme también a mí misma. Tolero que las demás personas sean diferentes a mí, que tengan opiniones contrarias a las mías, que vean el mundo a través de sus propios ojos, y desde el punto de vista de sus propias experiencias. Me gusta estar de acuerdo con los demás, pero también me gusta poder respetar el desacuerdo. Busco conocer gente diferente a mí, porque su diversidad, su originalidad, su peculiaridad, me enriquece. Ver en los demás lo que quiero para mí, o lo que me gusta de mí, y ver en los demás lo que no quiero para mí, o lo que quiero mejorar yo misma, me ayuda a ser la persona que realmente quiero ser.

Me encanta mi cuerpo porque es la expresión física de mi persona, y es el medio que tengo de experimentar las sensaciones extraordinarias de la vida. Como mi cuerpo, no hay ningún otro en el mundo: es único. Merece ser cuidado, aceptado, respetado y querido. A través de mi cuerpo acepto y doy la bienvenida a mi estimulante realidad: a los placeres, a las cosquillas, a los picores, y también a las molestias que me indican que hay algo que puedo mejorar. A través de mi cuerpo dirijo mis acciones y expreso mis decisiones, modificándome y mejorándome cada día un poco más.

En todo momento antepongo mi bienestar a todo lo demás. Estoy siempre pendiente de cómo me siento, y busco entender qué me conviene en cada momento. Todo tiene un lado positivo. Incluso los imprevistos y los sustos con los que no contaba. Todo me sirve para mejorar como persona, a crecer en confianza, a sentirme más a gusto conmigo misma. No hay nadie como yo en el mundo. Soy única, irrepetible, esencial, irreemplazable, una gema preciosa, de valor incalculable. Me merezco cuidarme, mimarme, demostrarme cariño, demostrarme que me merezco solo lo mejor. Me trato en cada momento y situación como la persona maravillosa, única y especial que realmente soy.

Frase: “Las riquezas ordinarias pueden robarse; las riquezas reales no. En tu interior hay cosas infinitamente preciosas que no se te pueden quitar” · Oscar Wilde

ESCÚCHALO AQUÍ:

RECOMENDACIÓN:

“Guardianes de la galaxia” · Vol. 1 y Vol.2 (Películas)

Dos películas de superhéroes que combinan magistralmente acción y comedia. Un humano abducido, la hija adoptiva del villano más destructivo del universo, un guerrero incapaz de entender el lenguaje metafórico, un mapache biónico y un árbol humanoide capaz únicamente de pronunciar una palabra. El destino del universo está en manos de esta banda de repudiados.

No hay comentarios

Deje un comentario