Nuestra inteligencia no es solo una capacidad deliberada y consciente. No es simplemente aplicar una lógica a aquello que queremos resolver. Hay también un tipo de inteligencia que funciona más allá de lo que somos conscientes. Son nuestras intuiciones, aquellas reacciones e “instintos” mentales que nos descubren razones nuevas y valiosas. La inteligencia del inconsciente es aquella que nos ayuda a decidir aún cuando no somos plenamente conscientes de lo que está pasando o sobre...

El autoconocimiento es la primera competencia de la Inteligencia Emocional. Y por lo tanto la que abre la puerta al resto de las competencia emocionales. Es decir, sin autoconocimiento es imposible desarrollar cualquiera de las demás competencias. Por lo tanto no tendrás capacidad real de autocontrol, te dejarás llevar por tus impulsos y deseos y la motivación será algo ajeno a ti. En tus relaciones sociales tu empatía será pobre, mezclaras lo que tú sientes...

¿Te has dado cuenta alguna vez de cómo te habla tu inconsciente? ¿sabes interpretar sus mensajes? ¿entiendes sus señales? Como sabes, la autoestima es la relación que mantienes contigo mismo. Según como sea esa relación, te sientes y se refleja en cada una de las áreas de tu vida (laboral, sexual, en tu entorno, en tu salud, etc.) de ahí la importancia de cuidarla como la relación más importante que mantienes en tu vida. Autoestima es...

A la hora de tomar decisiones, ya sea que sofá comprar, si volver a estudiar o no, en que acciones invertir o si cambiar de trabajo o no, hay una manera infalible para que tras la elección hecha no sientas que quizás no haya sido la mejor elección. Sigmund Freud dijo “cuando tomo una decisión de poca importancia siempre me resulta útil valorar los pros y los contras. Sin embargo, en temas vitales…, la decisión...

El olvido es patrimonio de tu inconsciente. No es ni tu conciencia ni tu fuerza de voluntad quienes deciden que borrar de tu memoria. Conscientemente solo puedes crear estrategias para tratar de recordar, “trucos” para asociar unos sucesos a otros, “claves” para memorizar, nombres, fechas o palabras. Pero solo la bestia sagrada de tu inconsciente tiene el poder de “resetear” tus neuronas hasta hacer desaparecer de tu memoria fragmentos de tu historia personal y devolverte...