Entendemos la autoestima como la relación que mantienes contigo mismo. Al igual que si se tratara de la relación con cualquier otra persona, si te hablas bien, te dedicas tiempo, eres cariñoso y amable, te procuras lo mejor, te cuidas, te quieres, te das valor, etc. mantendrás una interacción sana. Tener una sana relación con uno mismo siempre se traduce en felicidad. Cultiva en ella la integridad. Tener integridad implica ser honesto contigo mismo y no...