No es fácil exagerar los efectos negativos que causa la falta de sueño. Dormir mal produce dificultades para concentrarse, estados de ánimo negativo, fatiga y, en ocasiones, la dependencia de fármacos sedantes. Las causas más frecuentes de los problemas de sueño tienen que ver con nuestro estilo de vida y con el lugar en el que dormimos. Hay 12 cambios que podemos hacer para mejorar sustancialmente nuestro sueño: UNO. El cambio más importante es llevar una rutina de sueño...

No existe, a día de hoy, ningún fármaco contra el insomnio que induzca un sueño natural. Tanto la medicación que se solía recetar hace años, como el diazepam, como la medicación que se suele recetar actualmente, como el zolpidem, se llaman sedativos hipnóticos. Se llaman así porque, más que inducir el sueño, inducen sedación. No es lo mismo dormir que estar sedado. Cuando dormimos, el cerebro está muy activo realizando tareas importantes para la consolidación de conocimientos, para la reposición de...

Nuestro cerebro nunca está inactivo, ni tan solo cuando dormimos. Dormir no es “apagar el cerebro”. Todo lo contrario, dormir es un proceso complejo: Consiste en varias fases diferentes, depende de múltiples sistemas del cerebro, e implica numerosas hormonas y neurotransmisores. Una de las actividades más comunes que desarrolla el cerebro, y una de las más intrigantes, es la generación de los sueños. Seguramente hayamos oído decir que soñamos durante la fase REM, la fase de los movimientos oculares rápidos. Es...