Lo que comes muchas veces no guarda relación con tus necesidades reales de alimentación. Y en otras ocasiones son tus emociones o los hábitos sociales los que determinan lo que te acabas metiendo en la boca. Nada tiene que ver el hambre. Tu autoestima es la relación que tú mantienes contigo. Y esa relación también incluye la relación que tienes con tu cuerpo. Cuando escuchas a tu cuerpo con atención seguramente te das cuenta de que...

Tu salud física es una expresión de tu autoestima. Porque tu salud habla de ti, del tipo de vida que haces, de cómo te cuidas o te abandonas, de la atención con la que escuchas tu biología, habla incluso de cómo te conoces, de la importancia y valor que te das, de la fortaleza o fragilidad de tu sistema de defensas o de la coherencia entre lo que piensas, sientes y haces. Si la autoestima es...

La alimentación es una de las formas diarias de cuidar de nuestra salud, de protegerte, valorarte y demostrarte lo mucho que te quieres. Dime lo que comes y cómo te lo comes y te diré cuánto te quieres. Comer con prisas, tragando cualquier cosa que tienes a mano o hacerlo hasta sentir que no te cabe nada más, comer productos de baja calidad o dañinos, de cualquier manera, frente al ordenador o al televisor, … Antes de...

El acto de comer es un acto de amor. De amor a ti y en el caso de cocinar para otras personas, es siempre un acto de entrega a los demás. Hay personas que solo se alimentan. Tal vez ni eso, quizás solo se limitan a ingerir. Y les da lo mismo meterse en la boca lo que sea con tal de aplacar la sensación de hambre en el estómago. Comen cualquier cosa, de cualquier manera,...