Lo que llamamos el yo, eso con lo que cada persona se identifica, son en realidad varios yoes. Cada persona representa diferentes personajes dependiendo de la situación, el entorno o el condicionamiento social que viva. Es habitual que el yo con el que ejercemos en casa, representando nuestro papel como padres o parejas, muchas veces tenga poco que ver con el yo profesional. Y es probable que con los clientes, los compañeros de trabajo o el...