Decía don Santiago Ramón y Cajal que el hombre es un animal social cuya inteligencia se excitaba con el rumor de la colmena. Mal utilizado, sin embargo, es un elemento que puede dañar a todo aquel que entre en contacto con él. Es como si un rumor o un chisme actuase por sí mismo como un virus maligno que quiere extenderse y contagiar al mayor número de mentes posible. En malos momentos como en el...