Los tímidos suelen ser personas sensibles y con una gran capacidad de reflexión, a los que se les escapan pocos detalles cuando se relacionan con los demás. Es por esto que viven con mayor intensidad las experiencias de relación con otros, lo que les hace más proclives al miedo social. Es paradójico que lo que a veces les hace sufrir, su miedo, parte de una capacidad más elevada de lo habitual, su sensibilidad y su...