Todo a nuestro alrededor es ruido. El tráfico, los teléfonos, la radio o la televisión, gente constantemente rodeándonos, la música … tan acostumbrados a él que ni lo apreciamos. Si consigues darte cuenta del ruido que te envuelve y deliberadamente lo acallas te encontraras con otro ruido menos perceptible inicialmente y más desconocido, el ruido interior. Apaga la radio cuando te dirijas a tu trabajo, corre en silencio, no enciendas la televisión nada más entrar en tu...