Cuantas veces habremos oído en boca de amigos, familiares, parejas, compañeros de trabajo o incluso por nosotros mismos “ yo soy así y ya no voy a cambiar”. Una frase comodín, recurrente, utilizada intencionalmente por aquellas personas que normalmente suelen repetir los mismos malos hábitos, las mismas malas costumbres o las mismas malas conductas, creyendo que por arte de magia, esgrimiendo dicha excusa, sus consecuencias naturales quedan subsanadas, obteniendo el perdón del entorno y de...