Los imprevistos y la muy aclamada zona de confort están altamente relacionadas. Como bien indica su nombre, la zona de confort es aquel lugar donde cada uno de nosotros nos encontramos fuera de peligro. El problema de mantenernos en esta zona surge cuando nos volvemos incapaces de reaccionar de manera consciente y serena ante los vaivenes de la vida. Cierto es que la mayaría de imprevistos que acontecen nuestras vidas no son de una gran importancia....