No existe, a día de hoy, ningún fármaco contra el insomnio que induzca un sueño natural. Tanto la medicación que se solía recetar hace años, como el diazepam, como la medicación que se suele recetar actualmente, como el zolpidem, se llaman sedativos hipnóticos. Se llaman así porque, más que inducir el sueño, inducen sedación. No es lo mismo dormir que estar sedado. Cuando dormimos, el cerebro está muy activo realizando tareas importantes para la consolidación de conocimientos, para la reposición de...