Renunciar significa dejar voluntariamente algo o dejar de hacer por sacrificio o necesidad. Paradójicamente vivimos en una sociedad con una cultura de desecho (cambiamos constantemente de móvil, de ropa, de coche,…) sin embargo, ¿cuántas veces mantenemos firmes nuestras decisiones aguantando más de lo que deberíamos? Sucede que en nuestra sociedad darse por vencido está estigmatizado, es sinónimo de fracaso y signo de debilidad. En algunas regiones del mundo han diseñado una trampa para cazar a los astutos...