Sigmund Freud, habló por primera vez, de forma más extensa del complejo de castración en 1908, en su ensayo “Sobre las teorías sexuales infantiles”, aunque ya hizo en 1900 mención al mismo tema en “La interpretación de los sueños”. Al margen de todas las connotaciones y simbolismos fálicos, a riesgo de simplificarlo en exceso y con el perdón de los psicoanalistas, el complejo de castración viene a significar algo así como que el niño por...