Un camino de 1.000 millas

empieza con un primer paso

BENJAMIN FRANKLIN

DIARIO DE AUTOESTIMA

El poder de la escritura

Tradicionalmente los diarios han servido para crear un espacio intimo y personal donde encontrarte contigo, algo así como un espejo en el que te ves y tomas consciencia de lo que piensas y sientes. También son una extensión de tu memoria, donde quedan reflejados pensamientos, emociones, hechos, situaciones y experiencias que cuando las vuelves a leer actualizan los recuerdos y abren tu espacio emocional, de manera que vuelves a actualizar en el presente lo que sentiste entonces. Por último los diarios tienen un valor de contraste, como las fotografías, y te sirven para entender tu vida y tu evolución con perspectiva. Te das cuenta de los cambios que has hecho, de lo que permanece a pesar del tiempo o de lo que ya no está. También te permiten darte cuenta de como lo que recoges hoy es lo que sembraste ayer. Y como tus experiencias actuales son las semillas de tu mañana.

Se sabe que la escritura de forma general, ayuda a organizar ideas, experiencias y emociones. Es muy diferente del pensamiento o del lenguaje hablado. Escribir requiere más tiempo y es menos impulsivo porque el ritmo de lo escrito es más lento y por lo tanto el resultado más reflexivo. Al mismo tiempo, la escritura obliga a un orden secuencial y a una estructura gramatical para que el texto tenga sentido. El pensamiento, por el contrario no es lineal, se produce por asociación y es mucho más desordenado e imaginativo, pasamos de una idea a otra, por lo que resulta muy habitual perder el hilo de pensamiento, mientras que perder el argumento en lo escrito es bastante más difícil. Finalmente la escritura es un proceso muy complejo que exige de la intervención de diferentes áreas de nuestro cerebro, de hecho evolutívamente aprendemos a pensar, a hablar, a leer y a escribir, por lo que lo escrito adquiere características y valores que el pensamiento y el lenguaje verbal no tienen y que seguramente te sorprendan… En este sentido los diarios son una técnica sencilla y muy potente para aprender a pensar de otra manera y modificar tu estado emocional.

Lo más importante de todo es que la escritura sirva como puente para conectarte contigo. Descubrirás que es un excelente instrumento de autoconocimiento personal y un catalizador emocional. Es recomendable que mientras escribas tus emociones se amplifiquen, tal vez te descubras sintiendo alegría, rabia, serenidad, inquietud, tristeza, nostalgia, comprensión, amor…

Simplemente toma conciencia de tus emociones, no las juzgues, permite que fluyan, únicamente siéntelas y utiliza tus relatos para que tus sentimientos saquen lo mejor que hay en ti y refuercen tu Autoestima.

Estos diarios son una adaptación de los propuestos por Wiseman quien a su vez menciona los trabajos de Zech y Rime de la Universidad de Lovaina en Bélgica sobre el efecto de la escritura en los cambios emocionales.